La UE cierra filas con Madrid a la espera de discurso de presidente catalán

La UE cierra filas con Madrid a la espera de discurso de presidente catalán
El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. Foto/AFP

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha pedido este martes al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que “respete” el orden constitucional en España y que “no anuncie una decisión” que haga “imposible” el diálogo con el Gobierno central

Las instituciones europeas reiteraron este martes su apoyo a Madrid, urgiendo al presidente catalán, el independentista Carles Puigdemont, a respetar la Constitución española, horas antes de su esperado discurso ante el parlamento catalán.

La incertidumbre se cierne sobre el discurso del presidente catalán, el independentista Carles Puigdemont, el primero ante el parlamento regional desde la celebración el 1 de octubre de un referéndum de independencia prohibido por la justicia española.

Ante la posibilidad de una declaración unilateral de independencia por parte del gobierno catalán, el influyente ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, deseó que “cada uno actúe en base al derecho aplicable, de cara a evitar desarrollos que nadie quiere”.

Aunque la Comisión Europea rechazó “especular” por su parte sobre el discurso de Puigdemont, reiteró su postura oficial que, en líneas generales, coincide con la de Madrid: el referéndum “no fue legal” y la situación en Cataluña es un “asunto interno” de España.

– Fuera de la Constitución, fuera de la UE –

Los mensajes de las capitales de este bloque de 28 Estados vino de la parte de los ministros de Finanzas, algunos de los cuales abordaron la crisis política con el responsable español de Economía, Luis de Guindos, antes de un Consejo de la UE en Luxemburgo.

“Lo que puedo decir es que todos han apoyado la posición del gobierno español”, aseguró De Guindos, en referencia a los responsables de Alemania, Austria, Bulgaria, Croacia, Chipre, Estonia, Finlandia y Hungría, así como con el vicepresidente de la Comisión Valdis Dombrovskis.

Todos ellos forman parte del Partido Popular Europeo (PPE, derecha), la principal familia política europea, si bien el ministro español se mostró convencido de que Madrid cuenta también con el apoyo de los “socialistas” y de los “liberales”.

“Deseamos todo lo mejor a Cataluña, pero creemos que la solución está en la Constitución española. Fuera de la Constitución española no es una buena solución”, apuntó Schäuble.

El referéndum celebrado en Cataluña, donde según el gobierno regional se impuso el sí a la independencia con el 90% de los votos, “no fue legal”, según Bruselas, que precisó que, incluso en el caso de una separación legal, esta región quedaría fuera de la UE.

De Guindos advirtió con una figura retórica de las consecuencias de separarse de España y, por tanto, salir de la UE y de la zona euro: “No me imagino a más  más del 70% de los productos catalanes sujetos a un arancel común (…), no me imagino una situación de inflación del 20%”.

– De Guindos rechaza mediación –

Ante el recrudecimiento de la situación, especialmente desde las cargas policiales para impedir la votación en Cataluña, las instituciones europeas han reiterado su llamado al “diálogo” e incluso el ministro austríaco de Finanzas, Hans Jörg Schelling, propuso una mediación.

“Todo el mundo está dispuesto, si España lo pide, a mediar”, aseguró Schelling en Luxemburgo, propuesta rechazada rápidamente por De Guindos ya que “el planteamiento del gobierno español en estos momentos no es un tema de mediación es un tema de la vuelta a la legalidad”.

En su llamado a Puigdemont como “un hombre que sabe qué se siente al ser golpeado por un bastón policial” y como ex primer ministro de Polonia, Tusk recordó que le pidió a Rajoy una solución basada en el diálogo “sin el uso de la fuerza”.

Sin embargo, el presidente del Consejo Europeo advirtió al titular del gobierno regional catalán que “la diversidad no debe ni tiene que conducir a conflictos, cuyas consecuencias obviamente serían malas para los catalanes, para España y para toda Europa”.

Pese al respaldo a Madrid, la preocupación planea en un bloque que enfrente su mayor crisis política, las negociaciones de divorcio con Reino Unido. La crisis en España “podría debilitar Europa”, advirtió el presidente del Comité Europeo de las Regiones, Karl-Heinz Lambertz.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *