Agasajo a los padres: Pero por qué cada tercer domingo de junio?

Agasajo a los padres: Pero por qué cada tercer domingo de junio?
La consolidación de la celebración en EEUU en esa fecha para el Día del Padre, favoreció su extensión por otros países americanos e incluso del resto del mundo.

En 1966, el presidente Lyndon B. Johnson hizo la primera proclamación presidencial en honor a los padres, designando el tercer domingo de junio como “Día del Padre”. Seis años más tarde, en 1972, el presidente Richard Nixon firmó la ley que convertía la fecha en una fiesta nacional permanente.

Cada  tercer domingo del mes de junio, comercios, familias y una gran parte de la población mundial celebra el “Día del padre”, pero se desconoce los detalles de como se instauró esa fecha. Una publicación del periódico el Extra de Barcelona se adentra un poco en antecedentes de las razones por las cuales, el final de la tercer semana del mes de junio se instituyó para homenajear a la figura paterna.

El “Día del Padre” se celebra en diferentes fechas según los países. En la mayor parte de América se festeja el tercer domingo de junio, que este año cayó el 18, aunque algunas naciones lo celebran otros días como Uruguay (este año es el 16 de julio) y Brasil (13 de agosto), entre otros.

Se atribuye la fecha mayoritaria en América a la iniciativa de la ciudadana estadounidense Sonora Smart Dodd, que decidió homenajear a su padre a principios del siglo XX. Según la prensa de la época, el primer “Día del Padre” se celebró el 19 de junio de 1910 en la localidad de EEUU de Spokane, en el estado de Washington.

Smart, hija de un veterano de la guerra civil estadounidense llamado William Jackson Smart, quiso rendir homenaje a su padre, que se había hecho cargo de sacar adelante a sus seis hijos después de que su mujer muriera en el parto del último de estos. Por ello, organizó una fiesta para su progenitor en una fecha cercana a su cumpleaños (el 19 de junio). Sonora Smart pensó inicialmente en celebrarlo el mismo día del aniversario de su padre, 5 de junio, pero no fue posible organizarlo para esta fecha por falta de tiempo.

Años más tarde, en 1924, el presidente de EEUU Calvin Coolidge pidió que el día fuera reconocido por la nación, pero no se instauró como fiesta nacional. Durante esa década la fiesta se popularizó, y Smart consiguió que el sector comercial se implicara en la celebración. Años antes, el presidente Woodrow Wilson ya había querido oficializar esta fiesta, pero el Congreso se resistió por temor a que fuera una festividad basada en el comercio.

En 1966, el presidente Lyndon B. Johnson hizo la primera proclamación presidencial en honor a los padres, designando el tercer domingo de junio como Día del Padre. Seis años más tarde, en 1972, el presidente Richard Nixon firmó la ley que convertía la fecha en una fiesta nacional permanente.

La consolidación de la celebración en EEUU en esa fecha favoreció su extensión por otros países americanos e incluso del resto del mundo. En Argentina, por ejemplo, el primer Día del Padre se había organizado el 24 de agosto de 1958 en honor al general José de San Martín, considerado el padre de la patria, pero en los años 60 la festividad se cambió al tercer domingo de junio.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *