"Neruda" lleva al chileno Pablo Larraín a las grandes ligas del cine

"Neruda" lleva al chileno Pablo Larraín a las grandes ligas del cine
La cinta de Larraín refleja las máscaras y hasta el cinismo de este mujeriego y 'bon vivant'. Foto/AFP

Por segundo año consecutivo, Larraín competirá por los Globos de Oro con su filme “Neruda”, en el que reconstruye la persecución implacable a la que el gobierno de Gabriel González Videla sometió al poeta a finales de los años 40

Con una mirada desprejuiciada y crítica sobre la historia reciente y un cine al que logró imprimirle un sello propio, a sus 40 años el cineasta chileno Pablo Larraín está listo para jugar en las grandes ligas del cine mundial.

Por segundo año consecutivo, competirá por los Globos de Oro con su filme “Neruda”, en el que reconstruye la persecución implacable a la que el gobierno de Gabriel González Videla sometió al poeta a finales de los años 40.

Con “Neruda”, Larraín vuelve a romper esquemas para representar -con todas sus grandezas y miserias- la figura de uno de los poetas más reconocidos en lengua española.

“Es alguien de 40 años que desde su propia generación mira al pasado y no lo mira con la herencia de las generaciones anteriores ni ideas fijas ni prejuicios. Y en eso es bien despiadado. Su mirada sobre la sociedad chilena es dura”, dice el crítico de cine Antonio Martínez.

“Es una mirada original, nueva y provocadora”, coincide de su lado Ernesto Garratt, columnista de cine del diario El Mercurio, quien destaca también su manera arriesgada de filmar, con una velocidad distinta que le imprime un sello muy personal a sus películas.

Premio Nobel de Literatura en 1971 y miembro del Partido Comunista, Neruda protagonizó una singular huida del país a caballo por la cordillera de Los Andes, en una travesía en la que estuvo a punto de morir.

En esta película policial de humor negro, Larraín prefirió dejar de lado facetas más reconocidas del poeta, militante comunista y diplomático, para abordar el lado más humano y no siempre glamuroso del mito, autor de los versos de amor más leídos del mundo.

La cinta de Larraín refleja las máscaras y hasta el cinismo de este mujeriego y ‘bon vivant’. Tanto, que en una escena una sindicalista en huelga se le acerca para preguntarle si la revolución es para que vivan todos como él.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *